Seleccionar página

BITCOIN, ¿Qué es? ¿Qué características tiene?

¿Cómo funciona?

 

 

Primero hay que decir que bitcoin se trata de efectivo electrónico de persona a persona o (peer-to-peer) en inglés.

 

La publicación del White Paper o Proyecto de Bitcoin en 2008 fue lo que la convirtió en la primera criptomoneda, que usaba  tecnología blockchain   y la criptografía. Dicho documento fue escrito por una o varias personas bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, identidad que sigue siendo un misterio hasta hoy.

 

Pero además del soporte tecnológico de la blockchain como sistema de contabilidad actualizado a tiempo real, para que el bitcoin se convirtiese en un activo financiero valioso, debía a su vez seguir ciertas reglas económicas. Si lo simplificamos, según la ley de oferta y demanda, debía ser finito y escaso. El bitcoin no se puede “imprimir” o crear de la nada, sino que sigue un patrón desde su origen solo existen 21 millones de monedas, pero no todas han sido creadas a la vez. Cada 10 minutos, desde el momento de su lanzamiento, se libera un único bloque de información. El primer bloque de bitcoin conocido como “Bloque Génesis” se estableció el 3 de enero de 2009. La cantidad de monedas contenidas en cada bloque no es fija, sino que variará de la siguiente forma.

 

Primero cada bloque estaba formado por 50 bitcoins. Cada aproximadamente, 4 años (exactamente cada 210.000 bloques minados) este número se divide por la mitad en un proceso llamado “halving”. Por tanto luego del primer “halving” cada bloque contenía 25 bitcoins, en el segundo 25 y así sucesivamente hasta que se mine el último bitcoin. Hay que tener en cuenta que en el año 2036 ya se habrá minado el 99% de los bitcoins existentes y siguiendo este proceso el último bitcoin se minará en el año 2140 aproximadamente.

 

Si recordamos las reglas económicas que mencionaba anteriormente, el “halving” puede verse como el proceso por el cual se regula o limita la oferta. Y si sumamos esto a su carácter de finito, ya que sólo habrá 21 millones al producirse un aumento en la demanda, el precio sube. Esto es lo que ha estado pasando en las últimas subidas. Que solo haya 21 millones es arbitrario. Lo importante aquí es que ese límite no puede superarse, ni tampoco puede alterarse el ritmo en que se incrementa la masa de bitcoins disponibles. Esto lo hace completamente previsible, lo que resulta fundamental para un sistema monetario.

 

Ahora te podrás preguntar si solo habrá 21 millones, ¿Cómo esperas que lo utilice el planeta entero?

 

La escasez de bitcoins no será un problema porque cada bitcoin puede dividirse hasta el octavo decimal y potencialmente aún más en un futuro. Es decir, que será posible transferirle a alguien un satoshi, o lo que es lo mismo, 0,00000001 bitcoin.

Esto hace que estemos hablando de una masa monetaria de cuatrillones de unidades <<monetarias>> y esto es suficiente para abastecer a todo el mundo.

 

Ahora el proceso de verificación y validación de los datos, que en el caso de Bitcoin funciona de la siguiente forma. El principal mecanismo de consenso de la red bitcoin se llama prueba de trabajo  o proof-of-work (PoW)y es que permite el dinero de persona a persona. Los mineros son los que llevan a cabo el proceso de verificación y validez y validación a cambio de una recompensa. Lo que hacen es confirmar que ha habido una transacción de A a B o que se ha creado un bloque con nuevos bitcoins. Para ello se propone un problema matemático cada 10 minutos y el minero más rápido en resolverlo es el que consigue la recompensa, siempre y cuando los demás mineros acepten la solución como correcta. La recompensa recibida en el bloque entero, sumando a las pequeñas comisiones de todas las transacciones dentro de los 10 minutos de creación del bloque. Dichas comisiones son pequeños porcentajes de las cantidades transferidas, comúnmente medidos en satoshis. Por tanto, a pesar de que la cantidad de bitcoins contenidos en cada bloque va disminuyendo debido al halving, si las transacciones van en aumento la recompensa de los mineros seguirá siendo interesante, lo que garantizará la sostenibilidad del sistema.

 

La probabilidad de que un minero reciba la recompensa depende principalmente de dos factores: uno el poder computacional propio de cada minero(hashrate) y la dificultad o (poder computacional de todos los otros nodos combinados). Como características principales, retomo las características de las criptomonedas en general: descentralizadas, seguras,  finitas, internacionales, rápidas, con bajos costes de transacción, sin intermediarios anónimas y transparentes. Según los expertos, una transferencia de bitcoin es al menos 3 veces más segura que una transferencia entre cuentas bancarias, así que si alguien cree que los algoritmos criptográficos empleados por bitcoin no son lo suficientemente confiables, tampoco debería confiar en las tarjetas de crédito y en cualquier tipo de transferencia bancaria electrónica.

 

Otra característica importante es que bitcoin es un medio de pago irreversible. Las transferencias se realizan directamente entre nodos, lo cual hace imposible tanto la reversión involuntaria de los pagos como la cancelación de una transacción haya sido mutuamente acordaba. O sea, que si de A se ha transferido un bitcoin a B, A renuncia a la posesión de esta moneda y la única forma de que está regrese a A es mediante una nueva transacción.

 

Bitcoin no es una empresa, no es propiedad de una persona, ni tampoco es solo una herramienta. Sin embargo, podemos considerarlo como un marco para el desarrollo de herramientas, ya que tiene la capacidad de incluir modificaciones o innovaciones sin abandonar su esencia. El código abierto es justamente el que le permite esto, introduciendo mejor propuestas por la comunidad de programadores siempre que haya consenso. Esto lo pone a resguardo de que se ha modificado en beneficio de unos pocos.

 

He definido al bitcoin, cómo <<efectivo electrónico>> sin embargo, muchos lo denominan <<commodity electrónico>> y otros en cambio, lo consideran como una reserva de valor. Dependiendo de las características que tengamos en cuenta, estas afirmaciones tienen mucho sentido. Si lo vemos como efectivo digital, podemos decir que al igual que el oro, cumple con  todos los requisitos para que lo podamos considerar como una buena moneda (o unidad de intercambio): durable, portátil, de fácil almacenamiento, de difícil falsificación, homogéneo, divisible (a fines prácticos infinitamente divisible), muy distribuido, geográficamente y finito (escaso.

Invito a todos a leer proyecto o  “White Paper de Bitcoin” para descubrir por sí mismos todos los aspectos que he resumido y otros conceptos que hicieron que este experimento haya revolucionado el mundo.

 

 

Abrir chat