Seleccionar página

Cadena de Bloques o Blockchain

¿Qué es la cadena de bloques?

 

Aunque muchas personas tienen un conocimiento básico de las criptomonedas, les será difícil explicar qué es una cadena de bloques, pese a que estos dos conceptos están muy relacionados.

 Esencialmente, una cada cadena de bloques es una base de datos muy segura destinada a almacenar un conjunto particular de información con el objetivo de evitar que estos datos se modifiquen.

En el caso del bitcóin, hay miles de servidores en todo el mundo que guardan una copia del historial de transacciones. En resumen, la cadena de bloques es una forma de evitar que los datos se pierdan, se cambien o se borren.

Al igual que los aspirantes a músicos distribuyen su propia música para evitar que las grandes discográficas se aprovechen de ella, la cadena de bloques permite que las unidades criptográficas funcionen sin la intervención de los bancos o del gobierno, lo que permite que los usuarios transfieran fondos entre sí. Una red de ordenadores llamados nodos almacena una versión sincronizada de todas las transacciones pasadas y de todos los saldos de las cuentas.

Así pues, en lugar de que un solo disco duro contenga toda la información, en la cadena de bloques, la información se distribuye a través de toda la red. Cada vez que se produce una transacción, los nodos deben validarla antes de que pueda añadirse. Seguridad excepcional Cuando se hace una transacción, se añade al libro de contabilidad —es mejor imaginárselo como un «bloque» de información que como el último eslabón de una cadena y, por lo tanto, como una cadena de bloques— y desde ese momento ya no se puede modificar. Si alguien cambiara una versión de los datos almacenados en la cadena de bloques, los cambios no coincidirían con los otros libros de contabilidad distribuidos. En otras palabras, cada nodo de la red tendría información diferente y no podrían verificarla correctamente. Estas medidas de seguridad hacen que sea prácticamente imposible reemplazar los «bloques» de datos anteriores. Este aspecto hace que sea una tecnología segura y muy resistente a los ataques.

Aunque la cadena de bloques es la base de la mayoría de las criptomonedas —incluidos el bitcóin y el bitcóin vault—, el almacenamiento de datos seguro de la cadena de bloques puede utilizarse en muchos otros ámbitos.

Como por ejemplo, en elecciones, logística, gestión de la cadena de suministro, sanidad, bienes inmuebles, energía, gestión de registros y gestión de identidades.

 

Una breve historia de la cadena de bloques

La tecnología de la cadena de bloques nació 17 años antes que el propio bitcóin. El primer estudio sobre una cadena de bloques asegurada criptográficamente fue descrito en 1991 por Stuart Haber y W. Scott Stornetta. Su trabajo se centró en datar documentos y no en hacer ninguna transacción. Satoshi  Nakamoto, quedó tan impresionado por este avance que mencionó tanto a Haber como a Stornetta en su ahora famoso libro blanco.

En el caso del bitcóin, hay miles de servidores en todo el mundo que guardan una copia del historial de transacciones. En resumen, la cadena de bloques es una forma de evitar que los datos se pierdan, se cambien o se borren.

Al igual que los aspirantes a músicos distribuyen su propia música para evitar que las grandes discográficas se aprovechen de ella, la cadena de bloques permite que las unidades criptográficas funcionen sin la intervención de los bancos o del gobierno, lo que permite que los usuarios transfieran fondos entre sí.

Una red de ordenadores llamados nodos almacena una versión sincronizada de todas las transacciones pasadas y de todos los saldos de las cuentas. Así pues, en lugar de que un solo disco duro contenga toda la información, en la cadena de bloques, la información se distribuye a través de toda la red. Cada vez que se produce una transacción, los nodos deben validarla antes de que pueda añadirse.

 

Seguridad excepcional

Cuando se hace una transacción, se añade al libro de contabilidad —es mejor imaginárselo como un «bloque» de información que como el último eslabón de una cadena y, por lo tanto, como una cadena de bloques— y desde ese momento ya no se puede modificar. Si alguien cambiara una versión de los datos almacenados en la cadena de bloques, los cambios no coincidirían con los otros libros de contabilidad distribuidos. En otras palabras, cada nodo de la red tendría información diferente y no podrían verificarla correctamente.

Estas medidas de seguridad hacen que sea prácticamente imposible reemplazar los «bloques» de datos anteriores. Este aspecto hace que sea una tecnología segura y muy resistente a los ataques.

Aunque la cadena de bloques es la base de la mayoría de las criptomonedas —incluidos el bitcóin y el bitcóin vault—, el almacenamiento de datos seguro de la cadena de bloques puede utilizarse en muchos otros ámbitos. Como por ejemplo, en elecciones, logística, gestión de la cadena de suministro, sanidad, bienes inmuebles, energía, gestión de registros y gestión de identidades.

 

¿Cómo funciona una cadena de bloques típica basada en bitcóin?

 

  1. Cuando quieres enviar criptomonedas de una dirección a otra, la transacción se solicitará en la red.
  2. Las máquinas de minería conectadas a la red entre iguales reciben la información de esta transacción.
  3. Los mineros conectados validan la transacción para obtener la recompensa: todas las tasas de la transacción del bloque más la recompensa de bloque. Este proceso asegura y mantiene la red.
  4. La red de nodos valida las transacciones mediante algoritmos criptográficos. Tanto el bitcóin vault como el bitcóin utilizan SHA-256.
  5. El bloque recién minado que ahora contiene información sobre la transacción se añade al final de la cadena de bloques existente. Cada nodo de la red actualiza su copia de la base de datos.
  6. Ahora, la transacción está completa y se almacena en la cadena de bloques. Siempre puedes encontrar la transacción y el bloque correspondiente con la herramienta Explora en la cadena de bloques.

 

¿Hay una sola clase de cadena de bloques?

Podemos decir que hay cadenas de bloques de dos tipos básicos: públicas y privadas. La mayoría de las criptomonedas mundiales están cadenas de bloques públicas. Esto significa que cualquier persona puede acceder y ver el historial de transacciones. Las cadenas de bloques privadas las utilizan empresas que quieren salvaguardar sus datos confidenciales y protegerlos para que no se pierdan.

 

Veamos algunas de las principales diferencias entre las cadenas de bloques:

 

Cadenas de bloques públicas:

Ejemplos bitcoin, bitcóin vault y ethereum

  • Están diseñadas para ser totalmente descentralizadas
  • Son muy resistentes a la censura
  • No hay una sola persona o entidad que controle qué transacciones se registran en la cadena de bloques
  • La mayoría tienen una ficha/moneda asociada a ellos que en la mayoría de los casos está diseñada para incentivar y recompensar a los participantes (mineros) de la red

 

Cadena de bloques privadas:

Ejemplos: hyperledger y corda

  • Los usuarios necesitan una autorización para unirse a las redes
  • Las transacciones son privadas
  • Son más centralizadas que las cadenas de bloques públicas
  • Se utilizan, por ejemplo, para verificar la autenticidad de los registros de datos de las compañías de seguros. Asimismo, bancos como JP Morgan las utilizan para hacer liquidaciones interbancarias y para verificar las transacciones

 

Usabilidad futura de la Cadena de Bloques

En la gestión de suministros, la tecnología de cadena de bloques ayuda a las organizaciones a tener una visión general mejorada de su flujo de entrega. Este tipo de cadena de bloques la utilizan empresas de logística y aerolíneas, entre otras, para hacer un seguimiento de sus artículos por todo el mundo. Cuando la tecnología de cadena de bloques se convierta en la norma, nunca perderás tu paquete ni enviarán tu equipaje a un destino equivocado. Estas cadenas de bloques suelen ser privadas para evitar que la gente pueda consultar información confidencial como nombres, direcciones y más.

Uno de los usos más interesantes de la tecnología de cadena de bloques es la tecnología electoral. Varios países están probando la cadena de bloques en sus procesos electorales. Gracias a las medidas de seguridad de las cadenas de bloques, el fraude electoral y los errores de cálculo de votos serán cosa del pasado. En este caso también se utiliza una cadena de bloques privada.

 

Abrir chat