Seleccionar página

 

 

Historia del Dinero: Del trueque al papel moneda

 La Gran Estafa

 

 

El proceso por el cual los bancos crean dinero es tan simple que repele a la inteligencia Jon Kent Drive Economista

 

Si quieres entender todo la gran revolución de las criptomonedas primero hace falta en tender la historia del dinero. 

Mucho se ha hablado sobre el amor y hay cientos de películas que abordan el tema pero no se puede decir lo mismo sobre la creación del dinero, no es de extrañar, que las teorías monetarias no haya generado ninguna película taquillera, pero que ni siquiera se haya mencionado en las escuelas es algo que debe ser analizado con detenimiento.

“mejor que la gente no entienda cómo funciona nuestro sistema bancario y monetario, porque si lo hiciera habría una revolución antes de mañana por la mañana”…Henry Ford

 

Para muchos saber de dónde procede el dinero puede ayudar a afrontar el mito de la creación del dinero y la emisión del papel moneda, lo que mucha gente cree, es que el dinero lo crea el gobierno y es cierto, pero solo hasta cierto punto, estas monedas y papeles que generalmente asociamos al dinero son en realidad creados por una agencia ligada al gobierno central llamada la Casa de la Moneda pero la mayor parte del dinero no es creado por ella, sino que lo crean en grandes cantidades cada día corporaciones privadas conocidas como bancos. Muchos creen que el dinero que prestan los bancos es esencialmente el dinero dejado en depósito por sus clientes esto es lo que se cree, pero no es la verdad en realidad los bancos crean en dinero que prestan no de sus ganancias, ni de los depósitos, sino directamente de la promesa de los prestatarios de devolverlo. La obligación del prestatario en un contrato de préstamo concluye que debe pagar lo prestado más un interés de lo contrario perderá la casa, el coche o lo que haya estipulado como aval, este es un gran compromiso por parte del prestatario, pero ¿Cuál es el compromiso por parte el Banco? El banco solo inventa dinero que no posee y lo escribe en la cuenta del prestatario, suena raro, pero así es, para demostrar cómo este legado de la banca moderna llegó a existir, lo explicaremos a través de un cuento.

 

El dinero como deuda, una estafa que viene desde el siglo XV con el famoso Banco Medici

En la antigüedad casi cualquier cosa se utilizaba como dinero tan solo tenía que ser portable y suficiente gente tenía que tener fe en que después se podría intercambiar por cosas que todo el mundo valorara como, comida, ropa, un collar concha y piedras preciosas, sal e incluso plumas todas ellas fueron utilizadas como dinero el oro y la plata eran atractivas, ligeras y fáciles de llevar así que algunas culturas se especializaron en trabajar estos metales, los trabajadores del oro, los Medicioros, lo fundieron y lo pudieron convertir fácilmente en monedas, estandarizando las unidades de oro en función de su peso y pureza hasta certificarlas.

Para proteger su oro los Medicioros necesitaban una caja fuerte y pronto sus vecinos llegaron a su casa para pedirle que les alquilan un espacio donde guardar su dinero y sus joyas. Al poco los Medicioros acabaron alquilando cada estantería de su caja fuerte y cada pequeña cantidad de dinero depositada se convirtió en dinero en sus manos.

El tiempo paso y los Medicioros hicieron una inteligente  observación, los depositantes raramente volvían a recuperar físicamente su oro y nunca todos a la vez. Esto se debía a que usaban los cheques de los Medicioros para comprar en el mercado como si fuera el propio oro, este dinero de papel era mucho más eficaz que las pesadas monedas y la cantidad podía ser simplemente escrita en lugar de la laboriosa acuñación de cada una de las monedas para cada transacción, mientras tanto los Medicioros crearon otro negocio, prestaban su oro introduciendo un interés al tiempo que su papel moneda empezaba a ser aceptado, los prestatarios comenzaron a pedir préstamos en forma de estos cheques en lugar del metal, su industria se expandió mientras más y más gente les pedía guardar su oro, lo que dio a los Medicioros una idea todavía mejor, sabían que muy pocos de sus depositantes sacaban su oro alguna vez así que los Medicioros  pensaron que también podrían escribir más cheques ahora en función de los cheques del oro que habían dejado los depositantes en su cámara además del que los depositantes guardaban propiamente, así con tal de que devolviese oro a los depositantes que lo deseaban recuperar nadie se daría cuenta del truco porque…

 

como dice el refrán: ojos que no ven, corazón que no siente.

 

 Ahora los Medicioros más banqueros que artesanos hicieron un mayor negocio del que podrían haber hecho prestando únicamente su propio dinero. Durante años consiguieron un beneficio fabuloso con los intereses de los depósitos de todos sus vecinos, pero ahora que se había convertido en una prominente figura en la ciudad se levantaron sospechas de que estaba gastando el dinero de sus depositantes y amenazaron con sacar todo su oro si los Medicioros no explicaban su repentina riqueza, pero al contrario que lo que se podría pensar, esto no afecto a su fortuna a pesar de la duplicidad patente de su truco. La idea funcionó porque los depositantes no perdieron nada de su oro, este estaba seguro en la cámara de los Medicioros en vez de sacar su oro los depositantes acordaron ahora con Medicioro, ahora convertido en su banquero que este debía compartir con ellos parte de la fortuna que habían contribuido a crear, otorgándoles un interés por su oro, esto fue el comienzo de la banca,

el banquero pagaba un pequeño interés por el depósito de dinero de otra gente que después prestaba a un interés mayor la diferencia cubría los costes de operación del banquero y su beneficio, la lógica del sistema parecía sencilla y cubría las necesidades de las personas de crédito

 

…pero esta  no es la manera en la que trabaja la banca hoy en día.

 Medicioro, no estaba del todo contento con lo que ganaba después descontar el interés que pagaba a los depositantes, además la demanda de crédito que crecía con fuerza a medida que los países europeos se expandían por América, sus préstamos estaban limitados por la cantidad de oro que permanecía en su caja fuerte. Ahí es cuando tuvo una idea todavía mejor, como nadie sino él, sabía cuánto oro había en la caja en realidad, podía hacer cheques sobre dinero que ni siquiera existía como los prestatarios no iban a retirar su oro al mismo tiempo como iban a darse cuenta de este truco. El negocio funcionó muy bien y el banquero se hizo inmensamente rico con los intereses del dinero que ni siquiera existía, la idea de que el banquero creaba dinero de la nada era demasiado extraordinaria para creerla, por lo tanto el fraude no fue descubierto por la gente durante mucho tiempo. 

 

El poder de crear dinero hizo que el banquero se sintiese prepotente como podrás imaginar. Pero con el tiempo la cantidad de los préstamos del banquero y su escandalosa riqueza hizo que una vez más se levantará sospechas, algunos clientes empezaron a reclamar su oro en lugar de la representación en papel, los rumores se extendieron y todos los demás depositantes acudieron reclamando su oro, el juego se acabó, la marea de propietarios de cheques intentando recuperar su oro, creo largas colas y el banquero no tenía oro y plata suficiente para devolver a sus legítimos propietarios.

Esto se llama el pánico de los ahorradores y es lo que todo banquero teme, este fenómeno puede sucederle a cualquier banco pero afecta la confianza del público en todos los demás bancos,

todo hubiera sido mucho más fácil, si antes, se hubiera prohibido la creación del dinero desde la nada. 

Pero las grandes cantidades de crédito eran esenciales para la expansión de los países europeos, así que en lugar de prohibir esta práctica fué legalizada y regulada, así que los banqueros acordaron poner límites a la cantidad de dinero fraccionado que se iba a hacer, este sería mucho mayor que el verdadero oro y plata depositados, lo normal era 9 $ artificiales por 1 $ en oro, estas disposiciones fueron controladas, mediante inspecciones sorpresa y también se acordó que en caso de un crack financiero los bancos centrales apoyarían a los locales con inyecciones de dinero en oro, solo si cracks en diferentes bancos al mismo tiempo se produjeran y la burbuja de créditos del Banco Central explotara, el sistema podría hacerse añicos. En el próximo vídeo veremos como funciona la banca tradicional basada en deuda y porque se ha inyectado artificialmente dinero a los bancos, en lugar de darle directamente dinero a la gente.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: