Seleccionar página

HISTORIA INSPIRADORA: PEGATINAS PARA EL PARACOCHES DE TOMMY 

 

Las Pegatinas para el parachoques de Tommy es una historia real de un niños de 6 años.

 

Un niño pequeño de nuestra iglesia en Huntington Beach se acercó a Mark Victor Hansen después de escucharlo hablar sobre el banco de niños. Le estrechó la mano y le dijo, “Mi nombre es Tommy Tighe, tengo seis años y quiero pedirle dinero prestado a su banco de niños”.

Le dijo Tommy esa es una de mis metas, prestar dinero a los niños y hasta ahora todos los niños lo han devuelto. ¿Qué quieres hacer?

Dijo, “Desde que tenía cuatro años tuve una visión que podía traer la paz al mundo. Quiero hacer una calcomanía para el parachoques que diga “PAZ, POR FAVOR, HAZLO POR NOSOTROS, LOS NIÑOS Firmado “Tommy”

Puedo respaldar eso le dijo, el necesitaba $454 dólares para imprimir 1000 calcomanías para los parachoques. El fondo para la libre empresa para niños de Mark Victor Hansen dió un cheque para la imprenta que estaba imprimiendo las calcomanías para los parachoques.

El padre de Tommy, le susurró al oído. “Sino él no paga el préstamo. ¿Vas a embargar su bicicleta?”

Dijo no, toco madera, todos los niños nacen con honestidad, moralidad y ética. Se les tiene que enseñar otra cosa. Creo que nos devolverá el dinero. “Si tienes un niño mayor de 9 años, déjalo trabajar por dinero para alguien honesto, moral y ético, para que aprenda los principios pronto.

Le dieron a Tommy una copia de todas las  cintas Mark y las escuchó 21 veces cada una y se aprendió el contenido de los mismas. “Estos dicen siempre empieza a vender en la cima. Tommy convenció a su padre para que lo acercara a la casa de Ronald Reagan. Tommy tocó el timbre de la puerta y el portero salió. Tommy dió una presentación de ventas irresistible de dos minutos sobre su pegatina para el parachoques, el portero sacó de su bolsillo $1,5 y le dijo quiero uno de esos y espera aquí voy por el expresidente.

Le pregunté. ¿Por qué le pediste que comprara? Tu dijiste en las cintas que le pidiera a todos que compraran. Sí, así lo dije, así lo dije. Soy culpable.

Envió una calcomanía del parachoques a Mikhail Gorbachev con una factura por $1,50 dolares Gorbachev le envió $ 1.50 y una foto que decía “Vaya por la paz, Tommy firmado “Presidente, Mikhail Gorbachev”

Ya que colecciono autógrafos, le dije a Tommy que le daría $500 por el autógrafo de Gorbachov.

Él dijo no. Gracias Mark.

Le dije que Tommy, soy dueño de varias empresas. Cuando seas mayor, me gustaría contratarte.

¿Estás bromeando? me respondió, “cuando sea mayor te voy a contratar yo a tí.”

 La edición dominical del Orange County Register dedicó una sección especial donde publicó un reportaje de la historia de Tommy sobre el Banco de la libre empresa para niños y  yo.

 

Marty Shaw, el periodista entrevistó a Tommy durante seis horas y escribió una entrevista fenomenal. Marty le preguntó a Tommy  cuál pensaba que sería su impacto  sobre la paz en el mundo. Paz. Tommy dijo: “No creo que tenga la edad suficiente todavía, creo que hay que tener ocho o nueve años para detener todas las guerras del mundo”.

Marty le preguntó quiénes eran sus héroes. Él dijo, mi papá, George Burns, Wally Joyner y Mark, Victor Hansen. Tommy tiene buen gusto para escoger los modelos a seguir.

Tres días después, recibí una llamada de la compañía de tarjetas de felicitación Hallmark. Una franquicia había enviado por fax una copia del artículo de la revista. Ellos iban a tener una convención en San Francisco y querían que Tommy hablara. Después de todo, vieron que Tommy se había marcado nueve metas para el mismo:

1-Llamada sobre el costo

2-Imprimir las calcomanías para los parachoques.

3- Tener un plan para el préstamo.

4-Descubrir cómo decírselo a las personas.

5-Obtener direcciones de los líderes.

6-Enviar una carta a todos los presidentes y líderes de los otros países y enviarles a todos una calcomanía gratis para el parachoques.

7-Hablar con todos el mundo sobre la paz.

8-Hablar a los periódicos y hablar de mi negocio.

9-Dar una charla en la escuela.

 

Hallmark quería mi compañía. Mira quién está queriendo contratar a Tommy para que hable. La charla no sucedió porque el tiempo de espera de dos semanas fue demasiado corto, la negociación entre Hallmark, Tommy y Victor fue divertida, edificante y poderosa.

Joan Rivers llamó a Tommy  para estar que apareciera en su  programa de televisión. Alguien también le había enviado un fax con la copia de la entrevista del Register  de Tommy .

“Tommy” dijo Joan, soy Joan Rivers y me gustaría tenerte en mi programa de televisión, el cual es visto por millones de personas.

“Genial”,dijo Tommy.

Te pagaré $ 300 dijo Joan.

“Genial” dijo Tommy. Habiendo escuchado una y otra vez las cintas y dominado el contenido de la cinta de “Véndete a ti mismo Caro” Tommy continuó vendiendo a Joanne diciendo, “solo tengo 8 años, así que no puedo ir solo. ¿También puedes pagar los gastos de mi madre, o no, Joan?

Por cierto, acabo de ver el programa “Estilo de vida de los ricos y famosos” Y dijeron que si te vas a Nueva York debería alojarte en el Trump Plaza, puedes hacer que esto suceda. ¿o no Joan?

Ella respondió que sí.

 

El programa también decía que cuando estés en Nueva York debes visitar el Empire State y la Estatua de la Libertad.

¿Nos puedes conseguir entradas, no es así?

“Si…”

Genial. ¿Te dije que mi mamá no conduce? Podemos usar tu limusina, verdad?

Seguro dijo Joan.

 Tommy fue al programa de Joan Rivers y bailó con Joanne, y asombró a Joan, a los camarógrafos y a la audiencia. Era tan guapo, interesante, auténtico y un gran emprendedor. Contó una historia tan cautivadora y persuasiva que la audiencia se encontró sacando dinero de sus billeteras para comprar sus pegatinas al instante.

Al final del espectáculo, Joan se inclinó y le preguntó, “Tommy, de verdad crees que tu pegatina para el parachoques va a traer la paz al mundo?

Tommy, de forma entusiasta y con una radiante sonrisa, dijo, “hasta el momento llevo dos años y he conseguido que se derrumbe el muro de Berlín. Lo estoy haciendo bastante bien. ¿No te parece?

Mark Victor Hansen

Abrir chat