Seleccionar página

Propósito de las criptomonedas.

 

¿Qué soluciones pretenden ofrecer a los problemas del sistema actual?

Lo primero que hay que entender es el propósito que tienen las criptomonedas desde su creación: la distribución del dinero, creando “efectivo electrónico” persona a persona o (peer-to-peer) si necesidad de un tercero de confianza que controlen todas las transacciones y tengan la custodia de las monedas. En Venezuela y en muchos otros países del mundo subdesarrollado, las criptomonedas aportan soluciones a problemáticas del día a día como la hiperinflación, infraestructura bancaria pobre o en algunos casos inexistente, regulaciones asfixiantes, restricción a la libre disposición de dinero (como el corralito en Argentina), comisiones abusivas entre otras.

Alas personas que siempre han vivido en ese sistema les parece <<<normal>>>, ¡es el mundo funciona así!, pero algunos no se conforman con lo que les toca vivir y hacen cosas al respecto para mejorar.

¿Estamos de acuerdo, en que una transferencia bancaria, tradicional es lenta y costosa?

¿y dependemos de la infraestructura y del plazo que estipule el banco para llevar a cabo esta transacción?

 

Pues bien con las criptomonedas este problema desaparece. Se puede hacer transferencias entre personas de todo el mundo, de un mundo rápido seguro y a bajo coste. También permiten un medio de pago en países donde no hay una estructura bancaria implementada cerca de 1700 millones de personas no tienen acceso a una cuenta bancaria. Esto se puede deber a diferentes situaciones, pero principalmente por su ubicación o por sus circunstancias económicas. Para todos los que están fuera del sistema, pero si tienen acceso a Internet y a un smartphone las criptomonedas proponen una buena solución para sus intercambios de valor, envíos de dinero a familiares, integrar a aquellos marginados por la banca financiera por ello se suele decir que las criptomonedas van a permitir Bancarizar a los desbancarizados, es decir, a los que aún permanecen fuera del sistema bancario tradicional.

No digo que las criptomonedas sean perfectas o mejor dicho que no puedan ser utilizadas para fines diferentes a los que se crearon. Pero para eso tendríamos que hablar más de la naturaleza humana que del dinero o la tecnología como tal. Una moneda, es a fin de cuentas una simple herramienta utilizada para facilitar el intercambio indirecto y la preservación del valor. Quién usa dinero, por definición, está negociando. Por lo tanto el dinero no puede ser ni bueno, ni malo, sino un medio para alcanzar acuerdos mutuamente beneficiosos. Una consideración importante es que las criptomonedas no fuerzan soluciones, sino que las proponen. Son los usuarios quienes, libremente deciden utilizar las porque entienden los beneficios.

El dinero actualmente no es libre, es impuesto. Si vives en Europa, usas el euro, si estás en Estados Unidos, el dólar, etc. El propósito de las criptomonedas es la libertad económica. Lo que sucede con el dinero    FIAT es que está en permanente inflación y como tal no sería sostenible, si las personas pudieran elegir, qué dinero utilizar. Está claro que nadie escogería un dinero que tiende a despreciarse lo que disminuye su poder adquisitivo y su ahorro. Para Satoshi Nakamoto inventor de Bitcoin y todos sus predecesores las mencionadas características de dinero FIAT son un mal necesario.

Esto da lugar a un nuevo concepto:

LA COMPETENCIA DEL DINERO

 

¿La competencia del dinero?

 

Estamos acostumbrados a la competencia de productos y servicios pero no hemos presenciado aún la competencia entre el dinero.  Una moneda puede ser más fuerte que otras pero no se maneja el concepto de << mejor>>. Con las criptomonedas, esto está comenzando a suceder. La funcionalidad de cada una de ellas las hace más rápidas, anónimas, más baratas, con un potencial de revalorización mayor debido a la tecnología que la sustenta, etc. Por tanto, una competencia del dinero está empezando a suceder.

Esta competencia entre monedas libres (no impuestas por la fuerza) hace que la mejor moneda se adopte de forma masiva justamente por ser la mejor. Pero a su vez, lo que la convierte en la mejor moneda es que ha sido masivamente adoptada. O dicho de otra forma, cuenta más gente elija una moneda para negociar y ahorrar más extenderá su adopción.

¿Esto puede hacer que existan miles de sistemas de monedas compitiendo entre sí, para ser los mejores?

Debido al círculo virtuoso que te acabo de contar, veo difícil que esto ocurra. A fin de cuentas, lo que hace que una persona elija, una moneda frente a otras, además de sus características, es principalmente la confianza que tenga en ella. Y, como te decía, cuanta más confianza, más usuarios y más infraestructura habrá, y, por tanto más distribución, lo que da más seguridad y como resultado más confianza. Puede que el bitcoin no sea en un futuro a la moneda digital más usada en el día, pero es posible que se convierta con el tiempo en la base común de otros sistemas de dinero digital.

Ahora surge una pregunta ¿Esa libertad tiene alguna contrapartida?

Yo no lo llamaría contrapartida, pero está claro que un mayor grado de libertad trae consigo un mayor grado de responsabilidad personal, En cuanto la custodia las monedas, no hay terceros de confianza para lo bueno y para lo <<malo>>. Esto quiere decir que cada uno es responsable de su propio dinero, por eso, la educación es clave para aprender unas habilidades que, hoy día, mucho hemos delegado en asesores, bancos, instituciones, etc.

Entiendo que el dinero FIAT no premia al ahorrador, porque el coste de la vida sube y nuestro dinero no se revaloriza suficiente. Sin embargo viendo las grandes oscilaciones que tiene el mercado de criptomonedas, no creo tampoco que este ayude al ahorrador.

Estás una buena reflexión. Cuando comenté que las criptomonedas han venido a <<rescatar>> a los ahorradores, no quiero decir que ahora todo el mundo tenga que coger todo su dinero ahorrado y comprarlo en bitcoins o altcoins. Lo que quiero decir es que, por definición, tienen las características para ser que sean una buena reserva de valor. Es como el caso de las obras de arte o las joyas. Su carácter de finitos y escasos los hacen objetivos susceptibles a una revalorización de su valor. Se pueden ver como objetos <<coleccionables>> en cierto modo.

Una cosa son las soluciones que proponen las criptomonedas desde sus inicios, y otra muy diferente las decisiones personales con respecto a la forma de participar en este nuevo mercado.

 

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: